7/11/17

Mensajes en las paredes del baño - Julia Walton

¡Hola a todos! ¿Cómo están hoy, en este martes tan nublado? Espero que muy bien. En mi caso seguramente estaré un poco ocupada realizando trabajos prácticos para la facultad, y leyendo un poco, de todos los libros pendientes que tengo por leer. Pero hoy vengo con una reseña, de un libro que sé amarán, y que saldrá próximamente a la venta. 

Mensajes en las paredes del baño -  Julia Walton
Sello: #numeral
Cantidad de páginas: 248
Libro único
Sale a la venta el 16 de noviembre
Con la colaboración de: Riverside Agency /#Numeral

Sinopsis: Desde los 12 años, Adam se siente atormentado por voces y alucinaciones. Pero recién después de un grave incidente los médicos le diagnostican esquizofrenia. Ahora Adam tiene 16 años y –con el apoyo de su madre y el marido de ella, Paul- comienza un tratamiento clínico con una droga experimental. Lentamente, las cosas parecen mejorar. Las alucinaciones todavía lo acompañan pero él puede delinear lo que es real y lo que no, y eso hace la diferencia.
El diario que lleva Adam durante la prueba transporta a los lectores a la mente de un inteligente e ingenioso joven que experimenta y disfruta en silencio los avances de esta “droga milagrosa”. De repente todo parece posible, hasta el amor. Adam se enamora, hace nuevos amigos y es aceptado en el Equipo Académico. Hasta que el tratamiento empieza a fallar…En un debut brillante, sincero e inesperadamente divertido, Julia Walton crea una tensa historia psicológica con un protagonista al que lector acompañará desde la primera página.


Opinión personal

He leído muy poco sobre la esquizofrenia en la literatura juvenil; algún que otro libro tratan las enfermedades mentales de manera solapada y casi ni lo mencionan, si no es uno tiene que intuir que se habla precisamente de eso. Pero a la cuestión a la voy con esta pequeña introducción es a que Mensajes en las paredes del baño (primer libro debuto de la autora) es un libro con un personaje esquizofrénico de tan solo 16 años; un muchacho que a los 12 años le diagnosticaron esta compleja enfermedad. La historia, contada a modo de diario intimo trata sobre Adam, nuestro protagonista, que le escribe a su terapeuta todas aquellas respuestas que no emite durante la cesión y, mediante sus escritos, conocemos como funciona su mente y lo que piensa de la vida. Este es un libro corto, de no más de 250 páginas, del cual podrían decirme que la autora no profundizaría demasiado sobre la esquizofrenia. Pues no lectores, la autora en pocas páginas ha plasmado a la perfección cómo afecta la enfermedad en quién la padece y cómo influye en la gente que lo rodea; por lo que no, no le quita ningún merito las pocas páginas que tiene la historia. Y antes de que me lo pregunten, e incluso antes de comenzar con la reseña, afirmo que tienen que leer este libro, por que contiene una historia demasiado cruda pero no deja de ser real, ni tampoco podrán dejar de amar al protagonista, e incluso a los secundarios, que tienen un papel muy importante en la vida de Adam. 

La historia ya pueden intuir como será por lo que dice en la sinopsis. Adam comienza un nuevo curso, y en él los alumnos no lo conocen, por lo que Adam quiere que su enfermedad mental sea un secreto; no quiere que nadie se entere de su enfermedad para tener la posibilidad de ser un chico común y corriente. En este nuevo instituto, conocerá a su mejor amigo; un chico que no para de hablar, y a su novia, mientras tiene que tomar unas píldoras experimental para que pueda tener control sobre las alucinaciones, las voces, y distinga lo que es real de lo que no. Pero como dice en la sinopsis, la medicación le trae problemas y los medios empiezan a reducirla hasta eliminarla. Para saber que sucede durante en esa transición, y si Adam será un joven ordinario deberán descubrirlo ustedes leyéndolo. Quiero agregar que la trama es graciosa y cruda, a parte iguales.  La parte cruda y real es todo lo que conlleva ésta enfermedad mental, la esquizofrenia; los medicamentos, los controles, las terapias, las alucinaciones y las voces, que en cierto modo le impiden, al protagonista, vivir como una persona común y corriente. Y a esto último es a lo que apunta Adam cuando empieza una nueva escuela: ser un joven ordinario, con problemas que todo adolescente tiene, la posibilidad de tener una novia y hacer amigos, y no preocuparse por si las personas, a su alrededor, son reales o no. Esta parte, realmente, está muy bien desarrollada ya que la autora nos muestra a través del protagonista lo que es vivir escuchando voces, viendo alucinaciones y sufriendo los efectos secundarios de la medicación experimental.

Pero la parte graciosa proviene del ingenio, astucia e inteligencia del personaje. Y lo que más me gustó, sin duda, ha sido las reflexiones que hace sobre su estado mental, como se lo toma a broma, cómo fue su vida pasada (antes de ser diagnosticado) y su vida actual y lo que quiere de ella. Amé, también, las constantes referencias y comparación que hace de sí mismo con Harry Potter; al referirse a las voces y las alucinaciones, han sido demasiado estupendas y graciosas. Con su modo desenfado de ser, de reírse sobre su propia condición, sus ansias de queres ser una persona común y comprender lo que es real de lo que no, les aseguro que amaran este personaje desde la primera página. Por otro lado, están su madre y su padrastro, quienes también son personajes que tienen muchísimo peso en la historia. La madre siempre está presente, y lucha contra todo por su hijo, mientras que al mismo tiempo le hará pasar algún que otro papelón. Su padrastro, asimismo, es puro amor, tal vez tenga un poco de miedo de Adam, al principio, pero luego iremos viendo como lo trata como a un hijo propio y las cosas que hace por él son maravillosas. La novia es descrita como un personaje común y corriente y no como esas bellas chicas de pelo rubio y altas de institutos norteamericanos, por lo que es un respiro, al fin, leer sobre una chica común como cualquiera. Y, al mismo tiempo, este personaje me encantó (y eso que a mí no me gustan los romance precipitados, y en este caso un poco lo fue) pero me ha gustado demasiado su personalidad como para molestarme por aquello otro. Es Independiente, inteligente, ingeniosa e impulsiva. Les aseguro que amaran a todos ellos.

Por último, la autora cierra la historia de manera magnifica, casi lloro con ese final. Es de lo más tierno y perfecto que puede haber. Eso sí, la historia termina como todo contemporáneo: una parte de la historia ya está contada, ahora lo que sigue después queda en la imaginación del lector. Y me encantaría; y leería gustosa, más del personaje; como es él como adulto y demás cosas. Aun así, creo que la historia y la autora ha dejado un mensaje muy esperanzador para quienes padecen ésta enfermedad, y a nosotros los lectores; ajenos al problema, nos da otra perspectiva: una más abarcativa, y también más comprensiva de la esquizofrenia. Por lo que sí, no me cansaré de decirlo: ¡DEBEN LEERLO!

¿Qué me dicen? Después de mi tan entusiasta reseña: ¿quieren leerlo?

2 comentarios:

  1. Según leo ha sido un buen descubrimiento, tomo nota pero tengo un poco acumulado así que no creo que pueda encontrar hueco de momento.

    Besos =)

    ResponderEliminar
  2. Hola :D
    Pues debería tomarlo en cuenta para futuras lecturas, aparte el titulo me gustó; es diferente.
    Gracias por la reseña, sé que lo disfrutaste mucho.
    Saludos

    ResponderEliminar

¡Gracias por tomarte el tiempo en comentar! Pero ya sabes, cualquier comentario que contenga spoiler: será borrado.